Esta Web utiliza cookies para ofrecerle un mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies.Más información.

Consejos para elegir la mejor leche infantil

11/07/2017
Consejos para elegir la mejor leche infantil

A la hora de elegir la mejor leche infantil para nuestro bebé siempre nos encontramos con numerosas dudas. El mercado ofrece tantas posibilidades que al final siempre acabamos envueltos en un mar de dudas porque no tenemos claro cuál es la que más nos conviene.

Existen leches infantiles cada vez más similares a la leche materna. Se han llegado a crear leches infantiles que contienen prebióticos, estos protegen a los bebés de numerosas infecciones y también están presentes en la leche de las madres. Cuando vayamos a comprar leche para bebés deberemos estar muy atentos ya que para cada etapa de crecimiento se aconseja un determinado tipo de leche.

Según la OMS se debería alimentar al bebé con leche materna hasta que cumpla 6 meses. En muchas ocasiones las madres no son capaces de dar el pecho y por lo tanto en ese caso lo mejor es adquirir una leche para lactantes. Este tipo de leches cada vez son más similares a la leche materna y contienen un gran número de ingredientes activos para aportar el mayor número de nutrientes al bebé y asegurarle un crecimiento sin complicaciones.

Es importante que no demos al bebé leche de vaca hasta que haya cumplido al menos 6 meses ya que este tipo de leche carece del suficiente hierro necesitado y por lo tanto podría llegar a provocarle anemia. Por otro lado, al tener un exceso en proteínas puede causar molestias en los riñones de los bebés.

A partir de los 6 meses el bebé ya puede tomar leche de continuación. Cuando empieza a tomar este tipo de leche infantil ya se comienzan a añadir nuevos alimentos a su dieta. Esta leche se crea a partir de la leche de vaca pero lleva unos aportes de minerales y vitaminas necesarios en esta etapa de su vida. En el supuesto de que nuestro bebé fuera intolerante a la lactosa existen otras fórmulas como leche sin lactosa o hecha a base de soja.

A partir de 1 año y hasta que cumpla los 3 será el momento de alimentarle con leche de crecimiento. Como nuestro bebé ya estará consumiendo otros alimentos con darle leche dos veces al día será más que suficiente. La leche de crecimiento añade el calcio que se requiere para que las digestiones de los bebés no sean tan pesadas. Gracias al hierro que incorpora esta leche se impedirá que aparezcan posibles anemias.